Mascarilla para las arrugas

En el rostro se encuentra la principal muestra de envejecimiento de todo nuestro cuerpo, mientras que el cuidado adecuado de nuestra piel ayuda a mantener un rostro sano y sentirse joven. La alimentación de tu piel ayuda a prevenir la aparición de arrugas y disminuye las líneas de expresión.

Cada vez que sientas que tu piel necesita cuidado, protégela con mascarillas caseras que tú misma puedes hacer en casa.

Remedios caseros
Mascarilla para las arrugas utilizando avena.
Cocina harina de avena dependiendo del instructivo de la caja. Pela un plátano y coloca la mitad en un tazón (puedes comer la mitad que sobra). Machaca con un tenedor la mitad del plátano hasta que obtengas un puré. Añade media taza de harina de avena al puré de plátano.

Agrega a la mezcla una yema de huevo, no agregues la clara de huevo, deséchala. Añade una cucharada de miel a la mezcla. Revuelve todos los ingredientes con una cuchara hasta que quede una masa suave. Aplica la mascarilla en tu rostro y deja actuar durante 15 minutos. Enjuaga con agua tibia y seca con una toalla suave. Puedes aplicar esta mascarilla para las arrugas de 2 a 3 veces a la semana.

Mascarilla para las arrugas usando zanahoria.
Coloca dos zanahorias en la licuadora. Licua a alta velocidad hasta obtener el jugo. Utiliza un colador para separar el jugo de la pulpa de zanahoria. En un recipiente coloca un cuarto de jugo de zanahoria. Añade un cuarto de taza de arcilla de caolín o arcilla natural – la puedes encontrar en el mercado. Añade dos o tres gotas de aceite de almendras – que encuentras en el supermercado.

Mezcla todos los ingredientes con una cuchara hasta que queden suaves. Extiende la mascarilla con la yema de tus dedos sobre tu piel. Deja reposar durante 20 minutos. Enjuaga con agua tibia y seca con una toalla limpia. Puedes utilizar esta mascarilla para las arrugas una vez al día, durante el tiempo que lo requieras.

Mascarilla para las arrugas aplicando lavanda.
En un recipiente coloca una cucharada de arcilla, una cucharada de harina de avena, una cucharada de miel, una cucharada de aceite de almendra o aceite de aguacate, una gota de lavanda y aceite de rosa. Mezcla todos los ingredientes hasta formar una pasta. Aplica la mascarilla sobre tu piel con la yema de tus dedos. Deja reposar de 15 a 20 minutos. Enjuágate la cara con agua tibia, seca con una toalla limpia. Repite semanalmente o siempre que sea necesario para tener una piel más firme y más suave.

Mascarilla para las arrugas utilizando corazones de palma.
Pica media taza de corazones de palma. Sin pelar, corta un pepino por la mitad. En una licuadora agrega los trozos de palma y pepino. Agrega a la licuadora un cuarto de taza de germen de trigo, un cuarto de taza de leche en polvo. Corta un cuarto de papa roja, limpia la papa y no le quites la cáscara. Agrega los trozos de papa a la mezcla.

Agrega a la licuadora dos hojas de laurel, dos claras de huevo, un tallo de apio, una cucharadita de menta, una cucharadita de extracto de vainilla y una cucharadita de extracto de coco. Licua todos los ingredientes a velocidad baja durante 45 segundos. Aplica la mezcla sobre el rostro y deja reposar de 15 a 25 minutos. Enjuágate con agua tibia. Refrigera la mezcla sin usar por un máximo de tres días.

Mascarilla para las arrugas usando aceite de coco.
Un poco de aceite de coco al día hace que las arrugas desaparezcan. Frota un poco de aceite de coco tibio en la piel cada noche donde están las arrugas o donde pueden aparecer. Te recomendamos empezar este proceso desde la adolescencia para no tener que preocuparse después por las arrugas.

Mascarilla para las arrugas aplicando miel.
La miel ayuda a reducir las arrugas. Lávate la cara con agua tibia para abrir los poros. Extiende una fina capa de miel en la cara y dejar actuar durante 30 minutos. Luego frota agua fría o hielo en la cara para cerrar los poros. Repita semanalmente para obtener mejores resultados.

Machaca algunas uvas verdes sin semillas y aplica el producto a la cara y el cuello. Masajea las uvas con un movimiento circular en todas las partes de la cara, enfocándote más en las áreas problemáticas, por debajo y a los costados de los ojos. Deja que las uvas actúen en la cara durante 20 minutos, luego enjuaga con agua tibia. Aplica regularmente esta máscara para controlar las arrugas.

Te podría interesar

Deja tu comentario

Populares