El síndrome del piramidal puede provocar disfunciones sexuales y afecta más a las mujeres

Síndrome del piramidal, “falsa” ciática que tiene cura

Redacción Internacional..- El síndrome del piramidal, conocido también como “falsa ciática”, provoca prácticamente el mismo dolor agudo e invalidante porque el nervio ciático también se queda pinzado, pero la buena noticia es que diagnosticado bien y a tiempo tiene muy buen pronóstico

Se trata además de una dolencia que afecta más a las mujeres que a los hombres y que , incluso, en algunos casos provoca disfunciones sexuales.

Para saber algo más de este síndrome, que parece estar de “moda”, a veces por sobrediagnosticado, EFEsalud ha hablado con Jose Luis Alonso, fisioterapeuta y doctor en neurociencias.

Director del máster universitario en terapia manual ortopédica en el tratamiento del dolor de la Universidad Europea de Madrid (UEM), Alonso explica en primer lugar que el piramidal es un pequeño músculo, situado en torno a la cadera, por el que pasa el nervio ciático.

Este nervio es el más grande del cuerpo y va desde la parte inferior de la espalda hasta los dedos de los pies, pasando por la pierna.

Pero lo primero que hay que decir, destaca el especialista, es que no hay un problema discogénico, como el que se da cuando hay una hernia o protusión a diferentes niveles vertebrales.

“Porque un dolor de orifgen discogénico sería en principio una lesión más importante que el síndrome del piramidal”

Síndrome del piramidal: causas
Aproximadamente en un 90 por ciento de los seres humanos el ciático pasa justo por debajo del piramidal.

Pero en algunos casos, las dos ramas de este nervio cruzan el músculo y ello origina mayor predisposición a que se comprima este nervio.

Pero lo primero que hay que averiguar, advierte, es si el problema viene de la columna lumbar o viene del piramidal.

“Aunque el dolor para la persona es más o menos el mismo porque el dolor neuropático se presenta de la mima manera”

Normalmente si es por el piramidal, el dolor suele concentrarse en la zona del glúteo y se extiende hasta la rodilla.

Tratamiento del dolor

El tratamiento conservador del piramidal puede solucionarse en pocas sesiones de fisioterapia cosa que no ocurre cuando el paciente tiene una hernia o una protusión.

En las unidades de dolor se infiltra con toxina o cortico des el músculo y tiene muy buenos resultados, aunque señala que la fisioterapia es tan efectiva como la infiltración lo que también reduce costes a la salud obteniendo resultados
similares.

Por otra parte, el dolor que produce es muy intenso, ya que el dolor neuropático es muy intenso e invalidante.

Y cuando hay un atrapamiento del nervio, el dolor que tiene el paciente es intenso, lo que llamamos dolor de intensidad moderado a grave.

Es decir afecta tanto a las actividades de la vida diaria como al descanso.Eso para el paciente es muy incapacitante.

Para este especialista es necesario aclarar también que cuando estamos ante un síndrome del piramidal, siempre lo asociamos al dolor de la compresión nerviosa.

El sedentarismo, un enemigo

El sedentarismo no ayuda, el coger peso tampoco, al igual que la obesidad, y las tres están entre las causas que provocan el síndrome del piramidal.

“En el momento que tienes un resbalón y andas por terreno escabroso o corriendo sin una preparación te puede dar”.

Al igual, añade, que si hay una falta de musculatura, de control motor, también puede aparecer esta sintomatología

Saber también que esta dolencia se manifiesta más en mujeres que en hombres y que la edad de máxima incidencia entre los 30 y los 50 años.

Diagnóstico falso

En opinión de este profesor de la UEM, se diagnostican muchos síndromes falsos porque no se hace un diagnóstico diferencial, y de todos los que hay, entre el 6 y el 10 por ciento es síndrome del piramidal.

Por eso refiere que es muy importante en primer lugar detectar si se trata de un dolor neuropático o muscular.

“Y si es neuropático ver si el problema viene de las lumbares o si procede de la comprensión del piramidal”.

Esto se suele detectar en la exploración, porque el dolor lumbar en el 85% de los casos suele ser inespecífico.

Según el especialista, las pruebas de imagen hay que utilizarlas, pero siempre la exploración manual “será mucho más fiable”.

Disfunción sexual

El síndrome del piramidal puede además generar disfunción sexual, porque el llamado nervio pudendo tiene una relación directa.

La disfunción se suelen dar tanto en las mujeres como en los hombres.

En las mujeres, explica Alonso, puede provocar dolor durante el coito y en el hombre incluso disfunción erectil.

“No es lo más característico, pero si son síntomas que están ahí y pueden estar relacionados”.

También puede causar una falsa coxartrosis y problemas en la cadera, con limitación del movimiento.

“Clínicamente da mucho juego, pero cuando se diagnostica, los resultados suelen ser muy buenos”.

Diagnóstico tardío

Para el especialista, el gran problema es el diagnóstico tardío, porque “muchas veces se recurre a demasiadas pruebas de imagen”.

El paciente sigue teniendo dolor y le recetan en primera fase analgesia, pero si pasados unos días el paciente sigue con dolor “no debería seguir con un tratamiento exclusivamente farmacológico y habría que comenzar con fisioterapia”.

“Porque hay que saber que el dolor crónico se instala entre los tres y los seis meses”.

Es decir todo lo que sea dolor agudo, se trata fácilmente, pero en el dolor crónico ya hay un componente por parte del cerebro que provoca que los tratamientos “sean más lentos y no tan efectivos”.

Te podría interesar

Deja tu comentario